Blooming acaba con el invicto del Tigre

Juan C. Toro  / La Paz

Blooming derrotó anoche por 2-0  a The Strongest. El cuadro celeste terminó con el invicto del atigrado, que a pesar de la caída en el estadio Tahuichi  se mantiene en la cima de la clasificación. El partido correspondió a la décima fecha del torneo.

  Fue una final para los celestes. Sus jugadores dejaron todo en el terreno de juego para sacar adelante el resultado, lo lograron con mucho amor propio.

El decano llegaba al juego con siete victorias y un empate, además de 22 puntos que le ubica en el primer puesto del campeonato boliviano.

En el primer tiempo la diferencia quedó a favor del equipo local  que fue eficaz, anotó  las únicas opciones que se le presentaron y bastaron dos minutos para que marque la diferencia final.

El duelo comenzó con un Blooming intenso, que buscó presionar en zona rival ante un  adversario que apostó por el pelotazo y contragolpe para buscar la puerta contraria, pero sin resultados positivos.

 A los tres minutos el local estuvo cerca de abrir el marcador. Daniel Vaca quiso salir tocando. Cedió el pase para David Mateos, que se equivocó al intentar apoyar con Jesús Sagredo, pero el balón fue interceptado por Rafinha que tocó para Richard Spenhay, cuyo remate desvió el golero.

Al Tigre le costó organizarse, no tuvo un eje para controlar el medio terreno y sus llegadas fueron esporádicas con remates de media distancia.

La primera jugada bien elaborada  del atigrado fue a los 25’. Jair Reinoso tocó en el medio para José Sagredo, este llegó hasta el fondo y su centro  lo desvió Wálter Rioja.

De ahí el juego del decano fue más organizado, hubo sociedades como la de Jeyson Chura y Jaime Arrascaita, pero no hubo contundencia.

El celeste llegó a los 36’ con un disparo de Christian Latorre que salió de la cancha. Dos minutos después Julio Pérez se animó con un disparo que amortiguó Jesús Sagredo, en el rebote estuvo atento Samuel Garzón para tirar el balde de agua fría al Tigre, fue el 1-0.

El atigrado no se recuperaba del golpe y los orientales llegaron por la izquierda. Pérez abrió para Garzón, que tiró un centro bajo para que Rafinha ponga el 2-0, marcador con el que se cerró la primera parte.

El complemento

Para el segundo tiempo el Tigre hizo cambios. Los ingresos de Richet Gómez por Mateos y Ronaldo Martínez por Wayar le cambiaron la cara y fue un aluvión.

En los primeros cuatro minutos de juego Barbosa (dos oportunidades), Chura y Reinoso estuvieron cerca de abrir el marcador, pero faltó puntería.

El paraguayo Martínez le dio más fluidez al conjunto. A los 54’ hizo sociedad con Barbosa y Reinoso definió al cuerpo de Braulio Uraezaña.

 La figura cambió con relación al inicio del primer tiempo, Blooming fue el que jugó al contragolpe e inquietó con la velocidad de Garzón.

Reinoso fue uno de los que más oportunidades de anotar tuvo, a los 61’, 65’ y 74’, pero sus remates terminaron fuera.

Chura también buscó la puerta contraria, insistió con varios remates que salieron cerca de la puerta adversaria, como a los 84’.

Al final fue un duelo intenso, en el que los dos equipos lo dejaron todo en la cancha y el ganador fue el más efectivo, Blooming.

Binicio

Noticias relacionadas