Messi y Neymar, espectáculo garantizado en el Maracaná

EFE

Los ídolos de las dos selecciones más potentes de Sudamérica se encontrarán el sábado por primera vez en una final de la Copa América.

Iluminados y divertidos, Lionel Messi y Neymar cruzarán su camino para cumplir con los pronósticos, pero sobre todo con sus deseos de disputar el premio mayor uno frente a otro en el templo del fútbol brasileño.

Los antiguos socios del Barcelona opondrán su singularidad en lo que promete ser una exhibición de virtudes en medio de una batalla para llevarse el que para ambos sería el primer título continental.

El cruce no tiene precedentes, pese a la larga trayectoria de ambos referentes a la cabeza de sus equipos. En ninguna de las seis copas América y tres finales que jugó (y perdió) Messi (2007, 2015, 2016) coincidió con las participaciones de Neymar con la Verdeamarela (2010, 2015, 2016).

En la edición de 2019, el astro brasileño vio desde afuera, lesionado, cuando su selección eliminó a Argentina en semifinales y luego se puso la corona continental. Ahora, el brasileño elige el mayor desafío. Lo dejó claro el lunes, después de asegurarse una plaza en la final al derrotar a Perú 1-0: “Quiero a Argentina (en la final), apoyo Argentina (en la semifinal), porque tengo amigos ahí, y en la final ganará Brasil”, dijo.

Su deseo se cumplió. El destino, o mejor dicho la actuación decisiva de cada uno para este desenlace, depositó en el Maracaná al ídolo de la Seleçao y a sus amigos Messi, Leandro Paredes y Ángel Di María, estos dos últimos compañeros del París Saint Germain (PSG).

Los cracks pondrán frente a frente su genialidad y marcarán un nuevo hito en la historia de los rivales de siempre. Cualquiera sea el resultado, será igualmente recordado por ganadores y perdedores.

Otra vez juntos, pero enfrentados

Messi, de 34 años, y Neymar, de 29, compartieron en el Barcelona entre 2013 y 2017, hasta que el brasileño pasó al París Saint Germain. Ambos deleitaron a Europa con lo mejor de Sudamérica en un total de 161 partidos, en los que Messi anotó 36 goles servido por Neymar, y una veintena a la inversa.

Como no podrán hacer esta vez, celebraron juntos una variedad de títulos, entre ellos el de la Liga de Campeones 2014/15.

Binicio

Noticias relacionadas