Inglaterra llega a su primera final y define la corona ante Italia

Inglaterra se clasificó por primera vez en su historia para la final de una Eurocopa y se disputará el título con Italia, después de su victoria en la prórroga por 2-1 sobre Dinamarca en semifinales, ayer en el estadio londinense de Wembley.

Los daneses se adelantaron con un espectacular lanzamiento de falta de Mikkel Damsgaard (30’ PT) pero Inglaterra no tardó en empatar con un tanto en contra del capitán rival, Simon Kjaer (39’ PT). Ya en la prórroga, Harry Kane marcó el segundo y decisivo en el rechace de un penal que él mismo había fallado (14’ PTE).

“Estoy tan orgulloso de los jugadores. Fue una noche increíble, los aficionados estuvieron increíbles”, celebró el DT inglés Gareth Southgate al final del duelo.

Los ingleses jugarán el próximo domingo (15:00 HB) su primera final de Eurocopa, de nuevo en su estadio de Wembley, después de quedarse a las puertas del último partido en las ediciones de 1968 y de 1996, ésta última disputada en Inglaterra.

Cuando acabe el torneo, los Tres Leones habrán jugado seis de sus siete encuentros delante de su público. En la final, Italia buscará su segundo entorchado europeo más de cincuenta años después del primero (1968), y los locales el primero.

Ayer Inglaterra estuvo contra las cuerdas durante apenas 20 minutos del primer periodo, pero una vez igualó la contienda fue la selección que más mereció deshacer el empate.

Los daneses se fueron acomodando y se acercaron peligrosos al arco inglés. Luke Shaw cometió falta sobre Andreas Christensen y en ese golpe franco, a 25 metros de la portería, llegó la diana de Dinamarca, tras un fantástico golpeo de Damsgaard (30).

Es el único gol que ha encajado Inglaterra en el torneo.

Kasper Schmeichel evitó un gol cantado suyo con una parada de arquero de balonmano (38’ PT). El “10” Raheem Sterling no se rindió y fue el culpable del autogol de Kjaer, quien se había deslizado para que el inglés no recibiera completamente solo frente al arco vikingo un envío de Bukayo Saka (39’ PT).

Fue el delantero del City quien dio el pase a la final a Inglaterra. Con una espectacular arrancada penetró en el área danesa y se fue al suelo. El árbitro pitó penal al considerar que le había derribado Joakim Maehle.

Kane lanzó pero volvió a estrellarse con el portero danés; el rechace salió centrado y el punta del Tottenham estuvo rápido para rematar a las redes (14’ PTE). Final e Inglaterra va por el título.

Binicio

Noticias relacionadas