Wilstermann se despide de la Copa Sudamericana con un triunfo (1-0)

Wilstermann se acordó tarde de ganar y jugar bien en la fase de grupos de la Copa Sudamericana. Lo hace en la última fecha. Superó este jueves de local por 1-0 a Ceará, equipo brasileño que también fue eliminado pese a que necesitaba el triunfo para asegurar el pase a octavos de final.

Gran partido del volante argentino Patricio Rodríguez, que fue el autor de la solitaria conquista de los rojos cochabambinos a los 75 minutos.

Wilstermann demostró superioridad desde el primer tiempo. Su virtud fue desplegar una gran dinámica e impedirle a la visita que se adueñe del control de la pelota.

La tarea de Paúl Arano y Moisés Villarroel fue vital en la marca del medio campo, como también la movilidad de Serginho y Pato Rodríguez en las puntas, donde fueron los abastecedores de Humberto Osorio, el único hombre de ataque.

Ceará jamás encontró la fórmula para imponer su juego. Necesitaba los tres puntos, pero careció de argumentos ofensivos para asomarse con peligro sobre el arco de Rodrigo Banegas, que en la única clara opción de gol de los visitantes en el primer tiempo (remate de Lima a los 10’) demostró solvencia.

El partido no cambió de fisonomía en el complemento, aunque fue la etapa en la que Wilstermann generó más peligro sobre el arco brasileño. Osorio y Serginho desperdiciaron inmejorables oportunidades para abrir el marcador. El que no perdonó fue Rodríguez a los 75’ con un potente remate y luego de superar la marca de varios defensores.

En el tramo final se esperaba la reacción de Ceará. Lo intentó y no pudo. El que insistió y estuvo más cerca del segundo fue Wilstermann con remates de Carlos Áñez y el mismo Pato Rodríguez, que esta vez fue el comandante de un equipo boliviano, que al menos se va de la Copa con una victoria que alivia sus penas.

Binicio

Noticias relacionadas