Boca sepulta al Tigre

Juan C. Toro / La Paz

Un The Strongest sin  reacción y sin alma cayó por 3-0 ante Boca Juniors,  anoche en La Bombonera. Con ese resultado quedó eliminado de la Copa Libertadores y los puntos no le alcanzaron para meterse en la Sudamericana. El xeneize avanzó a octavos.

El decano empezó el duelo en desventaja y nunca se repuso. Volvió a perder la mística de los juegos ante Barcelona y Santos en La Paz. Fue un Tigre  asustado, temeroso de un cuadro argentino que no hizo mucho en el torneo.  En cuanto a fútbol, el equipo de Gustavo Florentín no mostró nada, le regaló el balón al cuadro argentino, que para fortuna nacional no fue contundente.

La primera parte fue fácil y tranquila para Boca Juniors, equipo que movió el balón a gusto, ante un adversario que replegó líneas. El primer tanto llegó muy temprano. A los tres minutos Gabriel Valverde despejó mal el balón, éste llegó a la posición de Frank Fabra, que jugó a la zona derecha para Nicolás Capaldo y la llegada de Agustín Almendra que definió alto, lejos del guardameta  Daniel Vaca.

 Con el gol, el equipo argentino se adueñó del balón, del terreno de juego ante un  Tigre pasivo y sin ambición; no cruzó la mitad de la cancha, no presionó.

A los 13’ pudo llegar el segundo del xeneize tras otro error de Valverde, pero el remate de Almendra salió desviado.

A los 20’ se produjo la primera salida nacional. Ramiro Vaca cruzó un balón para Willie Barbosa, que hizo un sombrero en el área y su centro llegó a Rolando Blackburn, que cometió falta.

Si bien Boca hizo lo que quiso con la pelota, no generó peligro e intentó con algún centro de Carlos Tevez o un remate de Fabra.

El segundo gol de los rioplatenses llegó a los 44’. Movió el balón por todo el ancho de la cancha, de derecha a izquierda. En esa zona recibió Fabra, que tiró el centro bajo para Sebastián Villa que anotó el 2-0.

Lo rescatable en el decano fue Barbosa, quien protagonizó algunas jugadas individuales.

En el segundo tiempo la figura no cambió, el Tigre se quedó “acurrucado” en su zona, sin ambición para descontar.

A los 56’ se definió el juego. Villa se lanzó por la derecha, superó a Mateos, que no tuvo apoyo en el relevo, el centro pegó en Valverde, que anotó en contra.

Boca fue improductivo a pesar del tener el balón y el juego fue aburrido, sin emociones.

A los 74’ se juntaron Jaime Arrascaita, Barbosa y Reinoso, fue la jugada más decente del  nacional, que no mereció seguir en una competencia Conmebol.

Binicio

Noticias relacionadas