Se le rompió la noche

Página Siete  / La Paz

    Y se rompió la noche… Un Always Ready encarador, pero limitado, perdió  por 2-1 ante Olimpia, en Paraguay, en un duelo que vencía por 1-0 hasta los 70 minutos en el estadio Manuel Ferreira,   por el grupo B de la Copa Libertadores de América 2021.

El equipo boliviano parecía tener una  noche estrellada en Paraguay y terminó estrellándose con su realidad.

  Los goles  del local  fueron anotados por el delantero  Roque Santa Cruz y el volante Richard Ortiz, a los 71 y 80 minutos, respectivamente.

 El descuento del plantel alteño  fue un autogol del defensa uruguayo de Olimpia Diego Polenta, a los 65’.

Con este resultado y luego de dos fechas disputadas, la serie  tiene a Internacional de Brasil, Always Ready, Olimpia y Deportivo Táchira empatados con tres  unidades.

 En el análisis final, Olimpia rescató tres puntos en un partido con un rendimiento pobre. Se salvó del papelón.  En cambio, Always Ready demostró que es un equipo solidario, encarador, pero limitado.

 Los olimpistas propusieron de entrada y, de hecho, marcaron su localía con una mayor posesión del balón, pero sin mostrar nunca una superioridad neta. Se notó al equipo boliviano dirigido por el argentino Omar Asad con espíritu rebelde, con incursiones de Marcos Ovejero, Javier Sanguinetti y el brasileño Vander Vieira en el primer tiempo.

La labor del experimentado Juan Carlos Arce fue gravitante, sobre todo cuando lanzó un centro al área que conectó de cabeza Harold Cummings, quien encontró bien parado al portero uruguayo del decano del fútbol paraguayo, Gaston Olveira.

En un descuido, Arce se infiltró en forma individual hasta las narices de Olveira. Para mala fortuna del defensa Polenta, un despeje corto no hizo sino introducir la pelota dentro de su arco. De manera involuntaria, Polenta anotó contra su propia valla, a los 65 minutos de juego.

En tanto que en una jugada colectiva entre Camacho, Santa Cruz y Jorge Recalde, el local convirtió  el empate, a los 71’. Primero había rematado Recalde, contenido con gran sobriedad por el golero Lampe. Del rebote, Santa Cruz fusiló al buen portero visitante. A los 80 aumentó el volante Richard Ortiz, tras aprovechar un centro de Recalde.

El conjunto de Assad no tiró la toalla y avanzó con gran codicia por lograr el empate, pero la historia no cambió y la noche se le rompió a Always. (AFP)

 

Binicio

Noticias relacionadas