Oriente hizo trizas a Wilster

El Deber / Santa Cruz

Ganó, gustó y estuvo a poco de golear. Oriente Petrolero triunfó ante Wilstermann por 4-2, ayer  en el estadio Tahuichi Aguilera. La victoria limpió la mala imagen que había dejado frente a The Strongest (5-2) y ante Independiente (1-0). Los hinchas no dejaron de alentar, en un partido que marcó el retorno de los refineros al principal escenario de Santa Cruz.

El equipo refinero se quedó con el primer tiempo mostrando lo que los hinchas esperaban: entrega. Los jugadores Daniel Rojas, Alexis Ribera y Vaca fueron los más destacados de esta etapa. Al frente tuvo a un conjunto aviador que no terminó de despegar.

Justamente Vaca, que dejó claro por qué lleva la camiseta “10”, fue quien dio un pase a Niño de Guzmán para que anotara el 1-0. Festejó con lágrimas,  se acercó a la hinchada para celebrar su primer gol con la camiseta del conjunto refinero (17’).

En los primeros 45 minutos, Dayro Moreno no estuvo fino, pues se perdió tres goles frente a Arnaldo Giménez.

El primer remate fue en el minuto 21, pero se fue por arriba del arco del paraguayo. Después llegó en el 27’ y otra vez no tuvo fortuna, el balón pasó por un lado de la portería aviadora, tras un pase de Vaca quien, en el minuto 36,   mostró sus excelentes condiciones con velocidad e inteligencia, pero Moreno no logró marcar el segundo. Con el 1-0 se fueron al descanso.

Todo apuntaba a que Moreno no iba a lograr celebrar su primer tanto con Oriente. El delantero se lanzó de “palomita”, pero no llegó al balón.

El empate llegó y preocupó al conjunto de Erwin Sánchez. Serginho se encargó de colocar el 1-1, con jerarquía y el apoyo de Cristian Chávez (61’).

Supremacía refinera

No pasaron ni cinco minutos y los refineros se volvieron a levantar. En el 65’, Vaca anotó el segundo para los verdolagas, tras una gran jugada de Montenegro (2-0).

La barra de los locales no terminaba de festejar el 2-1 y llegó el tercero. Moreno superó a Cristian Coimbra y a Giménez para decretar el 3-1. El colombiano se sacó la camiseta y empezó a bailar al ritmo de su remix “Dayro Moreno” y, por supuesto, recibió la tarjeta amarilla. Faltó el gol del ídolo de Oriente y llegó. Castillo anotó el 4-1, con el apoyo de Montenegro. La goleada parecía estar consumada, pero en una jugada fortuita Daniel Franco tocó el balón con la mano y el juez cobró la pena máxima (81’). Osorio lo cambió por gol y puso el 4-2 final al compromiso.

Binicio

Noticias relacionadas