Mateo Abastoflor, la nueva joyita que empieza a brillar en Guabirá

Guabirá sigue promocionando jóvenes valores que pintan para crack. Ya lo hizo con Juan Mercado, Fran Supayabe, Luis Hurtado y Gustavo Peredo, montereños que son de la cantera y que ahora están consolidados en el equipo titular.

En esta temporada, Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada se la está jugando por un juvenil, que a principio de año llegó a probarse. Carlos Mateo Abastoflor Aguilera, de 18 años, le demostró en una semana al entrenador de Guabirá, que tiene talento para dar el salto en el fútbol profesional.

Con 1.70 metros de estatura y 62 kilogramos de peso, este joven valor empieza a tomarle el pulso a una carrera deportiva, que puede ser brillante dada sus características como jugador y la personalidad que empieza a demostrar en apenas dos partidos que ha jugado.

Se formó desde los 7 años en la academia Tahuichi Aguilera. Sus padres son Rolando Abastoflor y Eliane Aguilera, quienes sueñan con verlo triunfar en el país, en la selección y en un club grande del exterior.

“Ellos (sus padres) han sido mi motivación y los que ayudaron desde niño a que mi sueña de ser jugador profesional se haga realidad”, dijo Mateo, que a los 17 años salió bachiller del colegio Don Bosco de la capital cruceña y que admira desde la infancia a los delanteros Marcelo Martins y Juan Carlos ‘Conejo’ Arce.

“Cuando era niño me gustaba apoyar a Blooming, pero ahora no tengo duda que soy hincha a muerte de Guabirá, como lo son mis padres”, acotó.

Mateo debutó con la camiseta de Guabirá en el partido contra Bolívar por la segunda fecha del presente campeonato de la División Profesional. Jugó un tiempo, pero lo suficiente para demostrar que tiene cualidades para ser tomado en cuenta por ‘Copito’ Andrada y formar parte de ese selecto grupo de jóvenes futbolistas que tiene el cuadro norteño y que desde el año pasado genera buenas críticas por el buen fútbol que despliega.

El domingo pasado, ante Blooming, volvió a ser titular. Está vez se mostró más encendido: veloz, incisivo y atrevido en el mano a mano con los rivales.

A los 19 minutos marcó el gol de la victoria ante los celestes. Tras una gran pared con el delantero ecuatoriano Kevin Mina definió ante la salida de Marco Daniel Vaca. Golazo.

“Me considero un jugador veloz y con buen manejo de la pelota. Juego de extremo y de mediocampista. Me gusta el gol, pero no soy goleador”, confesó Mateo, quien el año pasado fue el goleador de Callejas en el campeonato de la Primera A de la Asociación Cruceña de Fútbol.

Confiesa que ya recibió sus dos primeros sueldos en Guabirá y aunque no es mucho dijo sentirse cómodo con el trato que viene recibiendo de la dirigencia, de sus compañeros y del cuerpo técnico.

“Lo que menos me preocupa ahora es la plata; quiero consolidarme primero en el equipo porque estoy empezando mi carrera. Gracias a Dios tengo compañeros que me recibieron bien y de un entrenador que confía en mí. Con el presidente no he hablado personalmente, pero por los consejos que nos da a todos me parece una gran persona”, expresó Abastoflor, quien en su tiempo libre prefiere dormir y descansar, pues cree que es lo mejor después de las intensas jornadas de preparación con el equipo azucarero.

“Estoy contento en Guabirá; tenemos equipos para dar batalla a cualquier rival. Yo quiero seguir creciendo y para eso tengo que entrenar duro. Acá la competencia es sana entre compañeros y por eso me siento bien acompañado”, puntualizó.

Binicio

Noticias relacionadas