Una derrota remontable

Marco Mejía  / La Paz

Bolívar tiene la llave abierta a su favor pese a la derrota que experimentó anoche frente a Montevideo Wanderers (1-0), en partido válido por la fase 2 de la Copa Libertadores.

La Academia tuvo la virtud de neutralizar el juego que pretendía realizar el equipo local.  Desde el primer minuto de juego, el equipo dirigido por el español José Ignacio González mostró un juego ordenado, presionando a su rival y manteniendo el balón lejos de su arco.

Wanderers se fue quedando sin ideas,  ya que esperaba seguramente un equipo más replegado en su zona, algo que no ocurrió porque en varios pasajes del encuentro, el conjunto boliviano manejó los tiempos.

Antes de los diez minutos, el mediocampista Álvaro Rey tuvo que dejar el campo de juego por un fuerte golpe en la pierna derecha y el DT de la Academia tuvo que realizar una variante obligada con el ingreso de John García que no desentonó en el equipo.

A los 22 minutos, los uruguayos llegaron con peligro al arco defendido por Javier Rojas con un cabezazo de Mauro Méndez que  ganó en el juego aéreo a la zaga central de Bolívar que respondió seis minutos después con un buen desborde del capitán Erwin Saavedra,  cuyo centro no pudo ser empalmado por el argentino Leonardo Ramos.

Sin espacios para poder crear fútbol, a la figura de Wanderers, Nicolás Quagliata, no le quedó otra que retrasar un poco más su juego y armar las jugadas desde el medio, aunque siempre tuvo de cerca la marca de Justiniano y Granell.

La más clara para el local se produjo a tres minutos del final del primer tiempo con un gran ingreso de Méndez que con un amague dejó en el camino a Roberto Fernández y sacó un disparo que pegó en el travesaño de Rojas, cuando parecía que venía el primer tanto de la noche.

La Academia jugó más retrasada en el segundo tiempo y por ende la iniciativa fue del rival que basó su juego en una gran producción de Leonardo Pais, que fue el factor desequilibrante por la banda derecha y dolor permanente de cabeza para Roberto Fernández.

Wanderers insistió con los centros al área chica de los bolivaristas y esa jugada tuvo su resultado a los diez minutos de esta etapa con un envío de Lima que tocó en un defensor de Bolívar y desde atrás apareció Rolón para marcar el primero ante el  reclamo sin sentido de los jugadores bolivianos que pensaban que el jugador estaba en posición adelantada.

Sobre el primer cuarto de hora Méndez se perdió el segundo para los uruguayos en la boca del arco.

En la media hora de juego, el local se perdió otra vez la oportunidad de aumentar el marcador con un remate de Renzo López que atajó Rojas.

Bolívar llegó bien en un par de oportunidades, pero sin la fuerza en ataque para poder intentar el empate.

 En la última jugada del partido, el arquero Silveira salvó a Wanderers ante una arremetida de Bejarano.

Cayó la Academia, pero la diferencia es remontable en el estadio Hernando Siles.

 

Binicio

Noticias relacionadas