Espantosa eliminación de Bolívar

Marco Mejía / La Paz

Bolívar terminó su calvario a nivel internacional. Anoche fue goleado (6-2) por  Lanús, en Buenos Aires, y quedó eliminado de la Copa Sudamericana sin pena ni gloria, tal como ocurrió hace un mes en la Copa Libertadores de América.

A la hora del balance la dirigencia, y ahora el nuevo gerente deportivo, deberán realizar la evaluación del equipo y los refuerzos, que en muchos casos no fueron la solución que se esperaba para seguir en carrera.

No podía ser mejor el inicio de la Academia, que a los cuatro minutos se puso en ventaja gracias a una guapeada de su mejor hombre en la cancha, Marco Riquelme, que le ganó la espalda a su marcador y quedó solo frente al guardameta Lautaro Morales, al que derrotó sin ningún problema.

Bolívar había logrado meter un gol de visitante e imitar lo que hicieron los argentinos en el estadio Hernando Siles, pero no sólo fue eso, hasta los 20 minutos mostró una buena organización en el campo de juego, con una línea de tres en el fondo, pero a la vez saliendo rápido al contragolpe y sorprendiendo a un rival que no atinaba a reaccionar.

A los 17 minutos, Diego Bejarano se resintió de su lesión en la parte posterior del muslo derecho y ahí comenzó a cambiar la historia del encuentro. Sin recambio en el banco de suplentes, el DT Wálter Flores tuvo que ordenar el ingreso de Juan Cataldi, pero Saavedra tuvo que retroceder al lateral, una variante con la que perdió mucho el conjunto boliviano.

A los 26 minutos le ganaron la espalda a Saavedra, Aguirre sacó un centro que entre varias piernas fue empujado por Franco Orozco para decretar el empate en el encuentro.

La Academia sintió el gol en contra, perdió la serenidad que había tenido hasta ese momento y volvieron a relucir las falencias defensivas. Lanús se dio cuenta que el punto débil era atacar por la banda de Saavedra y comenzó a complicarle la vida al orureño.

Cuando faltaban  cinco minutos para el final, la defensa celeste no pudo despejar un balón y Tomás Belmonte sacó un puntazo de fuera del área para decretar el segundo de la noche e igualar la serie.

El complemento

Bolívar no supo recomponer su juego en vestuarios. En el segundo tiempo, dos pelotas paradas terminaron por destrozar la débil estructura del plantel boliviano.

A los nueve minutos llegó un córner bajo que nadie despejó, pero apareció Belmonte para rematar sin marca desde el punto penal, seis minutos después otro tiro de esquina y un doble cabezazo en el área concluyó con el frentazo de Orozco para el 4-1.

Bolívar estaba perdido en la cancha y Lanús no tuvo piedad para marcar el quinto con otro cabezazo de Lautaro Acosta, en 17 minutos de juego.

Lanús bajó los brazos luego de la amplia diferencia que había conseguido en el partido y permitió la reacción de Bolívar que descontó por intermedio del español  Rey, a los 27.

  La Academia debía convertir dos goles más para clasificar, pero no le alcanzó el tiempo.

  Lanús volvió a apretar el acelerador y a dos minutos del final Orsini consolidó la goleada  por 6-2 y la humillante despedida de Bolívar de la Copa.

Binicio

Noticias relacionadas