En el abismo y sin futuro

Marco Mejía / La Paz

Bolivia perdió otra vez, está en un abismo del que le va a costar salir. Su futuro es incierto, como el que tiene la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). La derrota por 3-2 frente a Ecuador sepultó de forma definitiva las pretensiones que tenía la Verde de jugar en el próximo Mundial.

Los ecuatorianos tomaron el control del partido desde los primeros minutos. El equipo de Gustavo Alfaro se apoderó del medio campo y tocando el balón a gusto y placer fue neto dominador de las acciones. La Verde jugó muy retrasada, como si fuera visitante;  de esa forma hizo muy poco daño a la visita que hasta los 36 minutos tuvo una tarde tranquila.

La primera acción de peligro para Ecuador llegó por intermedio de Junior Sornoza que ganó en velocidad a su marcador, pero su centro no pudo ser empalmado por Michael Estrada, cuando el portero Carlos Lampe ya estaba vencido.

Bolivia continuaba impreciso en la cancha, lento y sin la sorpresa que debería tener el equipo jugando en La Paz y muy distante a lo que hacían otras selecciones.

Sin idea de juego, el rival no afrontaba ningún problema y a los 20 volvió a hacer temblar a la defensa nacional con un cabezazo de Ángel Mena que salvó Lampe.

Hasta ese momento lo mejor del conjunto boliviano fue un remate de media distancia de Roberto Fernández, quien tuvo que recurrir a ese recurso, ya que   Óscar Ribera y Jorge Flores se encontraban bloqueados. Ecuador pareció  conformarse con el empate en los primeros 45 minutos, pero llegó lo imprevisto,  cuando se juntaron por primera vez en el partido tres hombres que lo hacen habitualmente en Bolívar: Saavedra cedió para Flores, quien desbordó como de costumbre y cedió un pase retrasado para Arce que se sacó la marca de un par de jugadores y con remate bajo derrotó al portero Alexander Domínguez.

Antes del descanso, Ángel Mena se perdió el empate en un mano a mano con Lampe; pero en esa jugada se vio la desesperación de Ecuador que de dominador pasó a perder el compromiso.

Un fuerte jalón de orejas recibieron los jugadores ecuatorianos en vestuarios, ya que de entrada ingresaron decididos a voltear el marcador. Al minuto de juego empató Beder  Caicedo con un remate bajo que no pudo desviar Lampe.

Tal como pasó en la parte inicial, Ecuador tomó el control del partido y otro rápido ingreso de Mena terminó con un remate bajo, a la izquierda de Lampe, para anotar el segundo, ante errores tácticos en la defensa boliviana.

Lo bueno de Bolivia fue que no se vino para abajo y cinco minutos después, Marcelo Martins conectó un cabezazo entre dos defensores para derrotar por segunda vez en la tarde a Domínguez, tanto con el que igualó a Joaquín Botero en la tabla de máximos artilleros del seleccionado.

En la parte  final del encuentro, el VAR se estrenó en el Siles para determinar una mano de Jusino en el área chica.

Carlos Grueso se encargó de anotar la pena máxima y Ecuador se llevó las tres unidades que a la vez le ponen punto final a las pretensiones que tenía Bolivia de ir a una cita mundialista.

 

Binicio

Noticias relacionadas