Ecuador traerá a 13 jugadores que juegan en la altura

Marco Mejía /  La Paz

Trece de los 29 convocados a la selección ecuatoriana de fútbol juegan en ciudades de altura, algo que su director técnico, el argentino Gustavo Alfaro, pretende aprovechar para llevarse los tres puntos del estadio Hernando Siles, en el encuentro que sostendrán el jueves frente a Bolivia (16:00).

Alfaro tiene clara la figura, sabe que el rival a vencer fuera de Quito es la Verde y que combinado que no sume en La Paz puede perder la chance pelear uno de los cuatro cupos directos al próximo Mundial.

Los jugadores Pedro Perlaza, Moisés Corozo, Adolfo Muñoz, Junior Sornoza y Jhojan Julio pertenecen a filas de la Liga de Quito, donde el seleccionado ecuatoriano se ha hecho fuerte; pero a la vez su DT intenta aprovechar esa adaptación que tienen estos jugadores para conformar una columna vertebral que le ayude a conseguir el objetivo.

Al margen de los jugadores de Liga, se encuentran otros que no sentirán los 3.600 metros de la sede de Gobierno como el arquero Hernán Galíndez (Universidad Católica) o Beder Caicedo, Angelo Preciado y Moisés Caicedo (Independiente del Valle). La convocatoria toma en cuenta a varios jugadores que están militando en el fútbol mexicano como Félix Tórres (Santos Laguna), Renato Ibarra (Atlas), Ángel Mena (León) y Michael Estrada (Toluca).

“Estamos en un nivel para tirarle a cualquiera. Si nos ponemos a pensar con cabeza fría, tenemos todo para ir a Bolivia y sacar los tres puntos, y venir acá a casa y dejar los tres puntos”, dijo Sornoza, de Liga de Quito.

“Hay que mentalizarse y trabajar duro porque no va a ser fácil, prepararse de la mejor manera para llevarse seis de seis”, agregó el jugador.

Luego de jugar con Bolivia, el 12 de este mes, los ecuatorianos recibirán el 17 a Colombia en Quito. El equipo tiene  tres puntos luego de dos fechas.

Binicio

Noticias relacionadas