Caída en casa y adiós a Vivas

Marco Mejía / La Paz

La peor versión de  Bolívar perdió anoche 3-2 con Guaraní  y se despidió de una  Libertadores para el olvido por el pobre rendimiento que mostró antes y después de la pandemia del coronavirus. La caída desencadenó en la salida de Claudio Vivas. Wálter Flores y Vladimir Soria se harán cargo del plantel.

El presidente del club Marcelo Claure  agradeció anoche al DT argentino. “Cumplimos con nuestro compromiso de apoyarte por la Libertadores.  Te deseamos éxitos en tu próxima etapa”, dijo en Twitter.

Luego anunció que “a partir de mañana (hoy) Flores, con la ayuda de Soria, asume  la dirección técnica de manera interina del Bolívar. A dar vuelta la página y enfocarnos en el futuro. De nada sirve pensar en el pasado. Ya con #Recio evaluando los posibles técnicos para el #Centenario”.

El cuadro paceño terminó su campaña con cuatro puntos que le permiten jugar la Copa Sudamericana como un consuelo, ya que el objetivo inicial fue siempre clasificarse a la otra ronda de la Libertadores.

¿Cuándo fue la última vez que jugó bien Bolívar? Sus hinchas no tienen respuesta. Anoche no fue la excepción, la Academia mostró lo  que vino mostrando en los anteriores juegos y parece estar atrapada en un túnel que no tiene salida.

A punto de ingresar al undécimo mes del año, el técnico no encontró un equipo, un funcionamiento o al menos atisbos que permitan a su hinchada tener alguna esperanza.

A los paraguayos les bastó generar una jugada en el primer tiempo para ponerse en ventaja. Un pase filtrado de José Florentín y desinteligencias defensivas  dejaron solo a Fernando Fernández que fusiló a Javier Rojas para convertir el tanto de la apertura a los 12 minutos. Bolívar se quedó sin poder de reacción y la imprecisión volvió a reinar en su plantilla. La primera jugada de riesgo ante el arco rival fue a los 23, con un centro desde la derecha que Riquelme cabeceó entre los defensores y el balón pegó en el travesaño;  luego vino otro ingreso de Roberto Fernández, pero nada más para inquietar a un rival que estaba cómodo.

Álvaro Rey ingresó en Bolívar en el segundo tiempo, pero no cambió mucho el panorama para los bolivaristas, cuyo mejor argumento era sacar centros al área chica de los paraguayos. De esa forma llegaron un par de cabezazos de Bejarano y Riquelme que fueron bien conjurados por el arquero Servio.

Para colmo de males, los académicos se quedaron con 10 hombres desde el minuto 27 tras la expulsión de Jairo Quinteros por juego brusco.

Tanto insistió Bolívar con los centros, que a los 35 minutos llegó el tanto del empate. Saavedra envió la pelota a la cabeza de Riquelme y el argentino conectó un frentazo que derrotó al guardameta visitante.

    A dos minutos del límite del tiempo llegó el empate con otro cabezazo de Roberto Domínguez; sin embargo, en el tercer minuto de adición, Nicolás Maná igualó el marcador con un remate que se desvió en el propio Domínguez.

En la última jugada del partido, Florentín sentenció con otro cabezazo el 3-2 definitivo para los paraguayos.

figura

SIN FIGURA
Ningún jugador  se destacó en el lance que se disputó anoche en el estadio Siles. Fue partido de bajo nivel.

árbitro

Ángelo Hermosilla
El chileno  tuvo un arbitraje tranquilo, estuvo correcto en la expulsión a Quinteros.

Binicio

Noticias relacionadas