La Verde de Farías y el peor arranque en la Eliminatoria

Marco Mejía  / La Paz

Cada vez peor, el inicio de  la Selección boliviana de fútbol  en la actual Eliminatoria mundialista es similar al rendimiento  en las dos últimas ediciones, pero con la gran diferencia  de que la Verde  de César Farías  recibió siete goles en contra, que lo convierten en el  de más bajo rendimiento de todos los combinados nacionales que disputaron la clasificatoria  bajo el sistema todos contra todos, desde 1998.

Según registros estadísticos, para asistir al Mundial que organizó Brasil en 2014, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) designó al argentino-boliviano  Gustavo Domingo Quinteros como entrenador. El arranque fue en Montevideo con un 4-2 en contra ante Uruguay y en el segundo juego otra derrota en La Paz por 1-2 contra   Colombia. Cero puntos, seis goles en contra y tres a favor.

Cuatro años después, Julio César Baldivieso se hizo cargo del combinado nacional que en el debut cayó 2-0 con Uruguay, en el estadio Hernando Siles y después sumó otro contraste contra Ecuador (0-2), en Quito. Otra vez sin puntos en los dos primeros juegos, cuatro goles en la valla boliviana y ninguno marcado.

El seleccionado que comanda el venezolano Farías cayó por goleada  5-0 ante  Brasil, luego el 1-2 con Argentina; pero con una diferencia de menos seis goles que lo ubican en  el último casillero en la tabla de posiciones de la tabla de la Eliminatoria  y con pocas posibilidades desde lo técnico para intentar revertir la situación en las restantes 16 fechas y año y medio que aún le restan a la clasificatoria.

Otras campañas

En otras versiones de eliminatorias, la Verde al menos había sumado un punto en sus dos primeras presentaciones y al menos mantenía la ilusión en la afición para retornar a un Mundial de fútbol.

Para ir a Francia 1998, el montenegrino Dussan Draskovic cayó con la Albiceleste en Buenos Aires (1-3), pero luego Bolivia goleó a Venezuela 6-0.

Carlos Aragonés cayó en 2002 con Uruguay (0-1) y en su segundo encuentro sumó una unidad en La Paz al igualar con Colombia 1-1.

Nelson Acosta llegó con la misión de llevar a Bolivia al Mundial de Alemania 2006. Pero el panorama no fue mejor que sus antecesores en el cargo. La Verde cayó 5-0 con Uruguay y de local goleó a Colombia 4-0 y acumuló tres unidades.

Finalmente Erwin Sánchez, en el camino a Sudáfrica, totalizó una unidad al empatar sin apertura del marcador con los colombianos y caer 5-0 frente a Uruguay.  Lo que viene para Bolivia es más que complicado, porque el 12 de noviembre se tendrá que enfrentar a Ecuador, un equipo que no siente los 3.600 metros de altitud y que viene envalentonado por la goleada de 4-2 ante los uruguayos. En la cuarta fecha el combinado nacional visitará a Paraguay, que el martes   ganó de visitante a Venezuela (1-0) y no puede darse el lujo de ceder más puntos en Asunción, como hizo con Perú.

Sin funcionamiento técnico y con una federación que está sin rumbo dirigencial,  la Eliminatoria para Bolivia  se pone más que nunca  cuesta arriba y no sería descabellado pensar en que este 2020 se puede concluir sin ninguna unidad acumulada, de las 12 que están en juego.

 

Binicio

Noticias relacionadas