De Rodríguez, una orden de aprehensión y unas “fotos obscenas”

Página Siete / La Paz

La pelea entre Marco Rodríguez y Robert Blanco, por la presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol,  llegó ayer a un nivel de escándalo. Una orden de aprehensión, con policías incluidos, contra el primero y una declaración contra el segundo terminaron de manchar a la actual dirigencia de la FBF.

Ayer se informó que efectivos de la Policía llegaron al hotel de concentración de la Verde, en la zona de Achumani, con una orden de aprehensión contra Rodríguez, acusado de desobediencia a un fallo constitucional.

“Un amigo me avisó que había una supuesta orden de aprensión en mi contra, hice las averiguaciones, parece que es verdad, pese a que no fui notificado nunca. Ya tengo la información que la fiscal de materia desconocía el tema”, dijo Rodríguez en Monumental.

Blanco ganó un amparo constitucional el 18 de agosto. Rodríguez fue citado a declarar el 29 de septiembre por incumplimiento del amparo, pero denunció que recién fue notificado el 9 de octubre por lo que identificó irregularidades.

Para defenderse, Rodríguez atacó: “Seguramente ustedes verán en las redes sociales, un tema del señor Blanco, donde tiene fotos obscenas, mostrando hasta su miembro a una jugadora de la selección, eso sí es grave. Si es con maldad, con maldad vamos a trabajar”.

Luego, el pandino calificó como “actos delincuenciales” la actuación de los fiscales. “Creo que la justicia, en el tiempo del MAS te metían preso, parece que esto continúa. La justicia no es para amedrentar. La Fiscalía no tuvo la capacidad de investigar. Son actos delincuenciales y con el nuevo gobierno vamos a procesar a los fiscales”, amenazó.

Este medio intentó comunicarse con Blanco, quien no atendió a los llamados a su celular.

 

Binicio

Noticias relacionadas