El estadio Capriles pasa la inspección de la Conmebol con buena nota

 

Edwin Fernández Rojas

El estadio Félix Capriles aprobó el examen y está listo para recibir el partido que protagonizarán Wilstermann y Athletico Paranaense el martes (18:15) por Copa Libertadores de América.

“No hubo ninguna observación, todo está en orden”, señaló Rodrigo Sánchez, director del Servicio Departamental del Deporte (Sedede) tras la inspección que realizaron en la tarde-noche de hoy los miembros de la Conmebol al escenario deportivo.

Sánchez explicó que los oficiales de la máxima entidad del fútbol sudamericano aprobaron la altura del césped y la demarcación del campo de juego, como también la disposición de butacas en las casamatas para cumplir con el distanciamiento social debido a la pandemia del coronavirus.

“Les explicamos el plan de bioseguridad que pondremos en práctica el día del partido, detallando el ingreso y salida de los protagonistas del partido, la terna arbitral, personal médico y el resto de los integrantes de las delegaciones, quienes estarán apostados en la tribuna de preferencia”, comentó.

También verificaron los camerinos, la sala de reuniones y de prensa, que el día del encuentro serán habilitadas para los oficiales de la Conmebol, puesto que los medios de comunicación no podrán ingresar para realizar la cobertura del cotejo internacional.

Sánchez dijo que la iluminación también pasó la prueba con buena nota.

“El resultado positivo de la inspección se debe al trabajo conjunto que desplegaron el Sedede y el club Wilstermann. La experiencia que acumulamos en estas lides fue determinante para llevar adelante un trabajo coordinado”, puntualizó.

Binicio

Noticias relacionadas