El Everton inglés ficha al colombiano James Rodríguez

James Rodríguez ya es nuevo jugador del Everton inglés y jugará en la Premier League las próxima tres temporadas. El mediocampista colombiano se desvincula así del Real Madrid, club al que llegó en el verano de 2014 procedente del Mónaco a cambio de 80 millones de euros, para iniciar una nueva etapa de su carrera profesional en Inglaterra.

Ambos clubes han hecho ya oficial un fichaje del que el diario deportivo Marca de España informó en primicia a sus lectores el pasado 26 de agosto. Una venta que acelera la ‘operación salida’ en el Real Madrid y que permite al club blanco ingresar en torno a los 25 millones d euros, además del ahorro de la ficha del futbolista, de ocho millones de euros netos.

La insistencia de Carlo Ancelotti ha sido una de  las claves para que la operación de James llegara a buen puerto. El técnico italiano obtuvo la mejor versión del futbolista en el curso 14-15, en el que James rozó la veintena de goles y de asistencias. Sin embargo, aquel Madrid no triunfó en España ni en Europa y eso penalizó la buena temporada de James, que en el curso siguiente perdió paso ante la consolidación de la BBC y el rendimiento de un centro del campo formado por Casemiro, Kroos y Modric.

James fue perdiendo gradualmente protagonismo, aunque en la temporada 2016-2017 volvió a ser importante para el Madrid como integrante del ‘Plan B’ que Zidane empleó para asegurar LaLiga mientras reservaba a sus intocables para la Champions. Pero, tras esa misma temporada, James era cedido al Bayern, donde de nuevo le esperaba Ancelotti. Con el técnico italiano volvió a brillar (39 partidos, 8 goles y 9 asistencias). Uno de esos tantos lo marcó ante el Madrid en la Champions, aunque los blancos ganaron el cruce.

En la segunda temporada en Alemania perdió protagonismo y se produjeron roces con Niko Kovac, entonces entrenador de los bávaros. El Bayern, que tenía opción de compra al término de ese segundo ejercicio, decidió no ejecutarla, por lo que James regresó al Madrid para ponerse de nuevo a las órdenes de un Zidane con el que tampoco acabó nunca de congeniar del todo.

En 2019-2020, su papel en los éxitos del equipo blanco (títulos de Liga y Supercopa de España) fue residual, aunque empezó con fuerza. Sin embargo, las lesiones le hicieron salir de las rotaciones y nunca más volvió a engancharse a la dinámica de los blancos. Incluso, en la recta final de la temporada, llegó a pedir al entrenador francés que no le convocara para algunos partidos, lo que acabó de finiquitar su historia con el club blanco.

Ahora, a sus 29 años, James afronta la que puede ser una etapa crucial en su carrera. Con Carletto, su técnico talismán, y en un entorno tan atractivo como la Premier, el colombiano debe dar el paso al frente que la calidad de su zurda, de la que nunca se ha dudado en el Madrid, exige.

Binicio

Noticias relacionadas