Conmebol se desmarca y la Fiscalía admite el caso FBF

Página Siete / La Paz

Una carta de la Conmebol y una resolución  de la Sala Constitucional Segunda de Santa Cruz  ahondaron la crisis  de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). Por un  lado, la confederación se desmarcó y pidió arreglar el asunto internamente; por el otro, la justicia volvió a dar la razón a Robert Blanco y el caso ya está en  manos del Ministerio Público.

El máximo ente del balompié sudamericano comunicó ayer que la FBF debe resolver sus líos  en tribunales internos.

“Siendo un asunto de gobernanza e interno de la Federación Boliviana de Fútbol, el mismo deberá ser dirimido por los tribunales arbitrales independientes creados para tal efecto por su federación”, recomendó  la carta con fecha de ayer y   firmada por Monserrat Jiménez, secretaria general adjunta/directora legal de la Conmebol.

El ente sudamericano respondió así a la “denuncia de grave incumplimiento de prohibición”, que envió el directivo Marco Rodríguez, quien  denunció ante la Conmebol que Blanco acudió a tribunales no deportivos para ser reconocido como presidente de la federación.

Conmebol tomó en cuenta que sólo tiene la versión de una parte involucrada en el lío.

La Fiscalía

  Mientras tanto, la Fiscalía admitió  el caso FBF y pidió  antecedentes, según la resolución  de  la Sala Constitucional Segunda de Santa Cruz que   concedió “la queja de incumplimiento impetrada por Robert Blanco en contra de Marco Rodríguez” y el comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y dispuso la “remisión de antecedentes ante el Ministerio Público”.

Según la abogada constitucionalista Mary Carrasco, se abrió  un proceso en contra de Rodríguez, Rolando Aramayo, Lily Rocabado, Antonio Decormis y Jaime Cornejo, del comité ejecutivo, ante  la Fiscalía.  El tribunal de justicia resolvió así dar curso a la queja de Blanco, quien reclamó que fue impedido de ejercer el cargo de presidente.

Binicio

Noticias relacionadas