Coman, el héroe inesperado y una de las herencias de Guardiola

EFE / Berlín

El extremo francés Kingsley Coman se convirtió en el héroe inesperado de la final de la Liga de Campeones al marcar el gol de la victoria ante el PSG y es uno de los jugadores que se pueden considerar como una herencia de la era de Pep Guardiola.

Coman llegó al Bayern porque Guardiola quería tener un recambio fiable para Arjen Robben y Franck Ribery que eran propensos a las lesiones. El francés, sin embargo, al llegar dijo que a largo plazo era ser uno de los jugadores que pudiera marcar las diferencias. Por momento lo ha sido en su trayectoria en el club bávaro pero en la fase final de esta Liga de Campeones había pasado un poco a un segundo plano.

Una lesión lo había sacado de la formación titular y el rendimiento que venía teniendo el croata Ivan Perisic el entrenador Hansi Flick no tenía demasiados motivos para hacer cambios en el equipo. Sin embargo, en la final apostó con él y respondió con rendimiento, no solo por el gol ya que había sido uno de los jugadores más desequilibrantes en ataque.

La venida al Bayern de Leroy Sané ha desatado rumores acerca de una posible marcha de Coman del Bayern. Sin embargo, el jugador ha dicho que se alegra de que Coman venga.

«Es un jugador que puede aportarnos mucho y la competencia nos hace ser mejores», dijo. Flick nunca ocultó que quería que viniera un extremo para la próxima temporada pero no porque no confiara en los que tenía sino porque considerada que necesita, justamente allí, un recambio para cada posición.

«Con Serge, Kingsley e Ivan solo tenemos tres extremos. Nos viene bien uno más, es una posición en la que se producen muchas lesiones·, dijo hace varias semanas.EFE

Binicio

Noticias relacionadas