Deuda de $us 700 mil al Santo, un lío para la FBF

Los Tiempos  / Cochabamba

 La deuda de 700 mil dólares a San José es la piedra en el zapato de la gestión del actual directorio de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

 Ese dinero es el saldo de los  1.200.000 dólares que se adjudicaron los futbolistas del plantel santo por haber conquistado el título en el torneo Apertura de la temporada 2018. Es más, esta deuda forma parte de las demandas de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) que no fueron resueltas hasta la fecha por el ente federativo, razón por la que los futbolistas de los 14 clubes de la División Profesional determinaron no concurrir a la convocatoria de la Selección nacional.

David Paniagua, secretario general de Fabol, explicó que ese dinero no podía destinarse para otra cosa, porque estaba pignorado. El directivo presume que ese capital fue a parar a manos de la extinta empresa Mac Lauren Ltda.,  de propiedad de Carola Téllez, asesora de la FBF, y hermana del Javier Téllez, director ejecutivo de esa entidad.

“El comité ejecutivo hizo que la plata desaparezca. ¿Qué pasó?, nadie nos quiere decir nada. Tienen que responder al cuestionamiento; nadie podía tocar ese dinero, estaba pignorado”, explicó. Paniagua recalcó que ese capital pertenece a los jugadores que se coronaron en 2018 y no al club, porque Fabol hizo las gestiones para que la deuda se haga efectiva recurriendo a ese procedimiento. Ese, el desconocimiento a Marco Rodríguez como titular de la FBF, la negativa de aceptar la instancia de apelación del Tribunal de Resolución de Disputas (TRD) y la desaprobación a la reducción de salarios.

Binicio

Noticias relacionadas