Crespo, abogado de Messi y Claure: “El camino al diálogo con la FBF está abierto”

Marco Mejía  / La Paz

 “Mi casa es mi casa y yo decido quiénes entran”, advirtió  Juan de Dios Crespo, el abogado de Marcelo Claure y los seis      clubes que decidieron vender por su cuenta los derechos de televisión. El jurista, quien también defendió a Lionel Messi, mostró el camino  que asumirá Unidos por el Fútbol  cuando alguien “extraño” intente entrar a transmitir sus partidos.

El experto en materia deportiva respondió ayer a una serie de interrogantes de la prensa nacional respecto a la defensa que se pretende plantear si la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) continúa negándose a llegar a un acuerdo.

¿Qué legitimidad tienen los seis clubes de gestionar sus derechos, con qué bases jurídicas lo harán?

Las armas jurídicas me las reservaré, pero los derechos televisivos no tienen una definición exacta, como tampoco existe una definición de los derechos primarios o secundarios. Al principio los dueños eran las federaciones, pero el estatuto de FIFA es antiguo, no se cambió pero  no son inamovibles. Luego llegaron las ligas y cuando uno llega ahí dice los derechos son míos y por dos décadas (1990 y 2000) existió una lucha por los mismos y luego una tercera vía donde los clubes reclaman el derecho de ser los dueños.

En mi casa mando yo, si no quiero dejar entrar a unas cámaras porque no firmé nada con una compañía, nadie me puede obligar. De aquí se conforma la cogestión o la copropiedad de los derechos. En Bolivia están empezando con el asunto y seis clubes han propuesto a la FBF una cogestión y una codirección, estar juntos en esa fase que para mi entender es la mejor y que vayan juntos de la mano.

En resumen: hay posibilidad de cambiar el estatuto de la FIFA, los clubes son dueños de sus derechos, lo que no quiere decir que los clubes no sean los únicos, ellos quieren compartir con la federación.

¿Qué opina de la carta de respuesta de FIFA  a los clubes ante consultas realizadas?

Cuando los clubes envían la notificación a la FIFA de cómo se quiere gestionar esa venta de derechos, ellos mencionan en el último párrafo que debe ser una venta igualitaria, es decir la FIFA no dice “usted, federación, tiene el derecho de hacer lo que quiera”. Vean bien el último párrafo de la nota.

Lo que afirman es que se debe  seguir   ciertos criterios y nos da a entender que se abra un programa de manera abierta, equitativa e igualitaria; pero lamentablemente aquí no fue así porque se han pedido las actas de las reuniones y de manera nefasta la FBF se niega a entregar un acta y esto ya no es equitativo.

La federación  dijo que no inscribirá a los seis equipos en la próxima edición de la Copa, ¿lo puede  hacer?

No vi ningún documento de la federación en el  que exista sanción a los clubes que quieran tener sus derechos televisivos. Si lo hacen se expondrán a reclamos millonarios.

¿Cuáles son los fundamentos legales de los clubes para autogestionar sus derechos?

No es autogestión, es cogestión de las federaciones de cada país y los clubes. Siempre se ofreció a la FBF que sea una cogestión y en cuanto a los fundamentos legales nos basamos en  lo que pasa en los demás países; por ejemplo, lo que sucede entre la UEFA y los clubes, la Liga española con sus entidades o la Liga italiana con sus equipos.

 Todo es cogestión, no autogestión y acá está la base jurídica que ya se aplica en otros países. Esto es imposible de parar, será duro, pero ya ocurrió en muchos países con base jurídica para continuar. La cogestión parece ser el camino más correcto, pero la FBF ya decidió tomar otro camino a través de una licitación.

¿Cómo encontrar una mediación cuando ambos bandos ya marcaron un rumbo?

El camino está marcado por los seis clubes indicando en todo momento a la FBF por cartas esa cogestión. No hay dos caminos, el nuestro está abierto, pero el de la federación está cerrado. Pueden vender los derechos de los 14 clubes, pero también hay que preguntarse si dejarán entrar los clubes a la cancha para que les transmitan.

 Esta lucha se ha hecho en otros países y al final se ha llegado a un acuerdo. La FBF tiene que responder para sentarse a conversar porque los seis clubes están abiertos a la cogestión, pero la FBF está cerrada queriendo vender los derechos que son de los clubes. La federación emprendió un camino injusto.

Binicio

Noticias relacionadas