Sucre espera “con los brazos abiertos ” al Bolívar de la Copa

Marco Mejía  / La Paz

El estadio Patria, de Sucre, se encuentra en condiciones de albergar a Bolívar para que  dispute sus partidos de la Copa Libertadores de América, siempre y cuando La Paz ingrese a una cuarentena rígida y la Conmebol decida junto a los celestes  mudar su  localía por la cantidad de contagios que se incrementaron en la última semana en esta ciudad.

“Si deciden venir a Sucre, los vamos a recibir con los brazos abiertos y les daremos todas las facilidades”, sostuvo Jhasmany Pérez, director del Servicio Departamental del Deporte de la capital. Pérez comentó que el principal campo deportivo de esa ciudad se encuentra listo para ser estrenado, luego de ser remodelado  los pasados meses de cara a la disputa de Juegos Bolivarianos de la Juventud, que quedaron postergados para 2021 por la pandemia.

Camerinos modernos, renovación de butacas en las bancas de suplentes y la adquisición de un carro camillero fueron algunos de los trabajos realizados en el principal escenario deportivo del departamento, además del pintado general y refacción de graderías, paredes y puertas.

“Prácticamente vendrían a estrenar todos esos trabajos que se realizaron para recibir los Juegos Bolivarianos. La infraestructura está en óptimas condiciones para albergar a cualquier equipo. Acá les vamos a ayudar en la parte logística y les facilitaremos los buses del Sedede para sus traslados. Nos interesa que Bolívar venga a esta ciudad si tiene problemas en entrenar en La Paz”, afirmó Pérez, a quien  se le consultó sobre el estado del campo de juego y las luminarias del Patria, que deben cumplir un mínimo de exigencias para las transmisiones televisivas.

 El funcionario respondió que “la iluminación sobrepasa la intensidad, no se olviden que Wilstermann jugó la Copa Libertadores (2018) y la Conmebol nos avaló todos estos temas. El campo de juego está en perfectas condiciones , más con los cuidados que se tuvo durante todo esta cuarentena”.

Oruro

 Mientras tanto, el director del Sedede de Oruro, Waldo Quinteros, explicó que a partir del 15 de agosto no tendría problemas en facilitar el campo de juego del estadio Jesús Bermúdez para los entrenamientos y luego  partidos oficiales. “El mantenimiento a la cancha concluye en esa fecha y estamos prestos a colaborar a Bolívar o la Selección si así lo disponen”, mencionó la autoridad.

Donde existe un problema a solucionar es en la iluminación del estadio, que no sobrepasa los 1.000 lux requeridos por la organización de la competición. “En el tema luminarias hemos tropezado con ese problema, ya que llegamos a cubrir 600 lux y este año a San José le retuvieron algún dinero   cuando jugó en enero frente a Guaraní”, explicó Quinteros.

Binicio

Noticias relacionadas