Blooming y Oriente Petrolero quieren jugar las 40 fechas que le restan a la temporada

Aunque no se tiene fecha definida sobre el retorno del fútbol en el país por las medidas que lanzó el Gobierno durante esta etapa de la cuarentena para evitar masivos contagios del Covid-19, los clubes cruceños empiezan a evaluar internamente qué sería lo mejor para la División Profesional en caso de que haya flexibilidad sanitaria desde agosto o septiembre para que los equipos pueden volver a competir.

Alvaro Velasco, vicepresidente de Oriente Petrolero, informó a DIEZ que la posición del club refinero es cumplir  la convocatoria del campeonato, que programó la disputa de los torneos Apertura y Clausura y si es posible jugar hasta en enero del próximo año para completar los partidos que exige la empresa que tiene los derechos de televisión hasta este 2020.

“También tenemos que adecuar el reglamento del campeonato a las nuevas fechas para el retorno del campeonato y la apertura del libro de pases. Para cualquiera de estas opciones, lo importante será cumplir a cabalidad con el protocolo de bioseguridad”, dijo Velasco.

Juan Jordán, presidente de Blooming, explicó que desde el día en que se permitió que supermercados y mercados atiendan al público en general, solicitó la vuelta a los entrenamientos en el fútbol profesional. Esto porque clubes como Blooming cuentan con un estricto protocolo elaborado por profesionales bajo normas de la FIFA.

“Lo ideal es que se jueguen las 40 fechas que faltan. Queremos que los premios se repartan como debe ser; jugando todo el campeonato y así evitar un montón de problemas legales. Aún hay tiempo para empezar la primera semana de agosto”, dijo Jordán, quien considera que el Apertura se lo puede jugar en una o dos sedes, Santa Cruz o Cochabamba, cada tres días con el calendario del primer torneo y después se pueda abrir el periodo de habilitación de jugadores para el segundo torneo.

“Lo lamentable es la incapacidad de los administradores de nuestra Federación Boliviana de Fútbol, que no han podido defender una posición ante el Gobierno central y gobiernos departamentales para volver al fútbol. Al parecer se busca la maniobra para  favorecer a alguien o a alguna empresa”, acotó Jordán.

En tanto que Carlos Sánchez, presidente de Real Santa Cruz, sostiene que si se juega solo un torneo o dos hasta fin de año, la postura del club albo es que no haya descenso.

“Estamos en una temporada atípica por la pandemia que afectó a los clubes; por lo tanto, lo justo es que no haya descenso”, dijo el titular albo.

Pablo Chávez, gerente deportivo de Royal Pari, manifestó que el  inmobiliario no tiene una postura sobre qué torneo se debe jugar en caso de que la temporada se reanude en agosto o septiembre, pues la idea de ese club es unirse a una propuesta de consenso.

“No estamos amarrados a una postura. Queremos que sea lo mejor para todos”, dijo Chávez.

Rafael Paz, presidente de Guabirá, apuesta a que la temporada se reanude con lo que resta por disputar del Apertura y jugar el Clausura, en caso de que el tiempo quede corto se puede programar hasta enero del próximo año.

“De todas formas, lo vamos a charlar entre los clubes antes de tomar una posición que nos beneficie a todos”, dijo Paz.

 

Binicio

Noticias relacionadas