Uruguay ofrece tres ciudades para ser sede de la Libertadores

Página Siete  / La  Paz

  “La única esperanza de la región es Uruguay”, eso aseguran los charrúas. El Gobierno de ese país ofreció   tres ciudades para recibir la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020.

El presidente uruguayo  Luis Lacalle Pou  ya habló con el paraguayo Alejandro Domínguez, titular de la Conmebol, según el diario El País, que también informó que se espera una respuesta para el mes que viene.

La idea del Gobierno uruguayo, según afirma el matutino, es repartir los partidos entre Montevideo, Colonia y Punta del Este.

Uruguay también tomó como una señal las últimas declaraciones del argentino Gonzalo Belloso, secretario de la Conmebol,  quien no descartó la posibilidad de cambiar las sedes de los partidos que faltan para completar la temporada. Reconoció  que se puede cambiar la localía porque “lo permite el reglamento general”.

 A nivel de los países sudamericanos, Uruguay tiene la menor cantidad de casos positivos y activos de Covid-19, con menos de 80 casos,  y buscan sacar  provecho a eso. Sustentan su teoríá en que   la  Conmebol quiere jugar y repartir el dinero; los clubes quieren jugar y percibir esos ingresos; los equipos no pueden jugar en sus países; Brasil, Chile  y Perú tienen un alto índice de contagiados; Bolivia tiene los hospitales colapsados y Venezuela acumula rompimientos de registros diarios de casos; tampoco hay  tregua en Colombia, Argentina y Ecuador.

Bolívar y Wilstermann representan a Bolivia en el torneo de clubes más importante de la región. La Libertadores se suspendió a fines de marzo cuando recién se habían completado dos fechas de los ocho grupos. La Academia está en el Grupo B, con Palmeiras, Tigre y Guaraní. Mientras que los aviadores están en la serie C, con Athletico Paranaense, Colo Colo y Peñarol. De esta forma, uno de los temas por resolver será también qué formato tendrá la competencia.

 La propuesta

La prensa uruguaya asegura que la idea que empezó a gestarse hace un mes entre Ignacio Alonso, presidente de la AUF; Armando Castaingdebat, actual viceministro de Desarrollo Social;  y Álvaro Delgado, secretario de Presidencia, fue apoyada por Lacalle Pou.

Binicio

Noticias relacionadas