Aramayo: La Copa Simón Bolívar se juega si o si en esta temporada

Los Tiempos / Cochabamba

La trigésima segunda versión de la Copa Simón Bolívar se disputará a como dé lugar en la presente temporada, y dependiendo del tiempo disponible que tengan sus organizadores, se realizarán los ajustes necesarios al sistema de campeonato.

Rolando Aramayo, director de la División Aficionados de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), dijo que todo está sujeto a la fecha que fije el Gobierno para el retorno de las actividades futbolísticas en el país, para de inmediato rediseñar el método de competición en base al tiempo que tendrán para llevarlo adelante.

“Tenemos varias alternativas para realizar los ajustes necesarios al sistema de juego, siempre tomando en cuenta al tiempo disponible que tendremos para disputarlo”, explicó el dirigente.

Aramayo aclaró que el certamen se desarrollará con los 37 planteles que obtuvieron el pase para buscar el ascenso a la División Profesional del fútbol boliviano.

Cabe mencionar que a los cuatro representantes de cada una de las asociaciones departamentales, es decir, los tres mejores de la primera categoría y el triunfador de la fase previa el torneo interprovincial, se sumará el club Destroyers, descendido en la temporada 2019 de la División Profesional.

El dirigente recordó que el campeonato debía llevarse a efecto en 8 meses, pero por la pandemia del coronavirus no se pudo cumplir el calendario, por lo que se avizora un certamen maratónico en la recta final de la gestión 2020.

“Vamos a ver si jugamos por series o aplicando el sistema de play off. Existen varios métodos para disputarlo en corto tiempo. Pero es un hecho que la Copa Simón Bolívar no se suspende”, añadió Aramayo.

El dirigente recalcó que están en función a los que diga el Gobierno, y de acuerdo a la fecha que determine el regreso a las actividades a campo abierto, los clubes dispondrán de 15 a 20 días para restablecer sus entrenamientos, para después ingresar a la competición en procura de escalar al fútbol profesional.

“Reitero que estamos en función a los que nos diga el Gobierno. La Copa Simón Bolívar y el torneo de la División Profesional son los más importantes del país, por lo tanto tienen que llevarse adelante con la medidas de seguridad que implicará hacerlo”, enfatizó Aramayo.

Mientras tanto, los 37 clubes se mantienen a la expectativa sobre la evolución de la pandemia en Bolivia, con la esperanza de que desciendan los contagios para volver al ruedo

Binicio

Noticias relacionadas