“A veces me dan ganas de irme”, dice César Salinas

Página Siete  /  La Paz

“A veces me dan ganas de irme”, admitió el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, quien dijo estar “cansado de los problemas” que debe solucionar en el fútbol boliviano, el último asunto  es el de los derechos de televisión  y la forma en la que se comercializará.

“Es muy problemático esto del fútbol, hay dirigentes que no se contentan con nada. Yo me propuse hacer gestión en estos cuatro años y estamos trabajando en eso, por ejemplo, en enero y febrero del próximo año, pase lo que pase, comenzaremos a construir la Casa de la Verde”, subrayó Salinas. El dirigente asumió el mando de la FBF en abril de 2018, pero el último año tuvo que apagar varios incendios en el camino para salir adelante, incluyendo los conflictos sociales que hubo  en octubre y noviembre del año pasado y que pusieron en peligro la conclusión del  Clausura.

“En la Selección tenemos claro que hay opción de clasificar al Mundial de Catar 2022, pero hay este problema de la licitación, en la que  algunos presidentes opinan sin haber leído el estatuto que nos da plenas facultades a la FBF para hacer una licitación abierta por el tema de transparencia, pero ponen discursos y piedras y así no se puede trabajar”, explicó.

Salinas no tiene problemas en mencionar que el regionalismo que existe en el país y, por ende, en la dirigencia del fútbol ha sido otra piedra en el zapato durante su gestión. “Hay un tema de regionalismo que no se lo dice abiertamente, pero en base a declaraciones y actos se ponen de manifiesto”, comentó al programa  El Equipo Deportivo.

 

Binicio

Noticias relacionadas