Inicio Internacional Covid-19 retrasa y perjudica a la actividad física

Covid-19 retrasa y perjudica a la actividad física

3
0

El Covid-19 se convirtió hace varias semanas en una pandemia que puso al mundo de cabeza. Todas las actividades de esparcimiento social han sido canceladas, entre ellas del deporte, cuya temporada 2020 se ha visto considerablemente perjudicada.

“Estamos viviendo una pandemia que afecta a los deportistas y la población en general. Debemos tomar los recaudos en el país, siendo que los atletas deberán entrenarse a domicilio y en áreas deportivas privadas para evitar contagios y así eludir un problema sanitario”, explicó Marco Arze, presidente del Comité Olímpico Boliviano (COB).

A juicio del titular del COB, el deporte nacional se ha visto más perjudicado por el Covid-19 a raíz de que son varios  los problemas que debe superar por la suspensión abrupta de sus actividades.

El primer punto es el aplazo y reprogramación de sus calendarios deportivos. Las disciplinas individuales y de conjunto deben reprogramarse y, en muchos casos, comprimir sus calendarios una vez que la alerta sanitaria nacional y mundial sea levantada.

“La paralización afecta a la actividad física, ya que hay que  permanecer en casa hasta la finalización de las medidas. El daño es inminente, ya es  un perjuicio”, acotó Arze.

Otro aspecto a considerar, según Arze, es el tema económico, ya que los ingresos son limitados o hay pérdidas cuantiosas para disciplinas como el fútbol.

“El fútbol es el más perjudicado. No manejo datos financieros, pero sé que pierden mucho por la inasistencia del público (puertas cerradas),  los derechos de televisación y dejan connotaciones financieras negativas.

En otros deportes igual hay pérdidas”, explicó el  directivo.

Infraestructura

Si bien la alternativa es entrenar en sus domicilios para evitar la propagación del virus y contagios posteriores, muchos deportistas no cuentan con gimnasios privados o áreas personales de entrenamiento.

Una gran mayoría de los deportistas nacionales aprovecha los espacios públicos para entrenar, ya que por la prohibición  y el cierre de escenarios deportivos deben darse modos para mantenerse en forma.

Para Arze, el nivel deportivo, fundamentalmente, tiende a disminuir de cara a los torneos que se disputarán una vez que las actividades se reanuden.

“Algunos atletas se preparan individualmente. Algunos tienen un gimnasio privado o alquilados. La preparación es de menor cantidad y con menos horas de trabajo. Los que entrenan en equipo se ven muy perjudicados por la disminución considerable del rendimiento de los atletas”, aseguró Arce.

Para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la situación es incierta porque los más de 12.000 atletas llegarán en condiciones diversas y, quizás, en desigualdad de condiciones.

Más allá de eso, Arze resaltó que se debe hablar de los derechos de los atletas que vienen años preparándose para la cita. Eso implica la indecisión sobre la postergación o no de Tokio 2020.

El deporte nacional se ha visto notoriamente perjudicado por la llegada del coronavirus al país.

PERJUICIO NACIONAL E INTERNACIONAL

A nivel nacional o internacional, los deportistas nacionales se ven notoriamente perjudicados por la falta de actividades.

El caso más relevante es el del tenista Hugo Dellien, quien no podrá competir en ningún torneo ATP y no podrá seguir escalando en el ranking.

Tampoco podrá generar los recursos que otorga cada certamen internacional.